Menú

Atendiendo a una dieta que consiste exclusivamente en una gastronomía crudivegana, la producción de alimentos puede ser determinada óptimamente como el cultivo de las frutas, vegetales, nueces y Spirulina (algas azul-verdes) para proveer fuentes adicionales de nutrición, grasa, y proteínas. Las operaciones de producción de alimentos son genuinas en la comunidad del Proyecto TriStar debido al diseño 100% autosostenible en los emplazamientos subterráneos.

Parte de la iniciativa del Proyecto TriStar es la preparación para los eventos potenciales de tipo cósmico y geológico que pueden suceder a nivel de tierra y que pueden arriesgar la producción de alimentos o incluso hacerla imposible durante periodos extensos de tiempo. Esto es porque la comunidad del Proyecto TriStar está diseñada para ser completamente autosostenible produciendo su alimentación en un 100% interior del emplazamiento subterráneo.

Hasta que aquellos potenciales realmente ocurran, la alimentación continuará a ser producida por encima del nivel de tierra a medida que las condiciones ambientales sean seguras para los seres humanos y la vida de las plantas.

El Comité de Servicios Alimentarios ha sido establecido para coordinar toda la producción de alimentos, y toda la planificación de las comidas para la comunidad. Ello incluye: definir las frutas apropiadas y también los vegetales tanto para la producción supraterránea como subterránea, determinar la cantidad de plantas a ser producidas en relación con el número de miembros de la comunidad, la determinación de cuáles de los cultivos son sostenibles además de sus respectivos ciclos de crecimiento, y los mejores métodos de cultivo para la producción supraterránea y subterránea.

La producción al aire libre comienza tan pronto como las operaciones de desarrollo comiencen en el emplazamiento de la comunidad y continuarán a lo largo de la fase de construcción y más allá de ésta. El comenzar estas operaciones lo antes posible permite a la comunidad transplantar cualquier árbol frutal con frutos maduros, u otras plantas de producción de alimentos que tardan más en madurar o recuperarse del proceso de transplante.

La producción supraterránea también provee la capacidad de desarrollar y confirmar una diversidad de conceptos de cultivo que están planificados para las operaciones subterráneas y que proveen alimentos para el desarrollo in situ y para el personal que desarrolla la construcción. Las ventajas en el largo plazo incluyen la habilidad de optimizar la dieta comunitaria a través de la provisión de un espectro más amplio de frutas, fuentes de origen vegetal y para ayudar a construir un almacén de reservas que podría ser útil durante cualquier interrupción inusual o inesperada respecto de la producción de alimentos subterránea.

Recursos:

El factor más importante en cualquier plan de producción de alimentos es el acceso a recursos sostenibles y de elevada calidad. Atendiendo a la dieta crudivegana del Proyecto TriStar esto implica semillas, tierra, agua, y luz. A través de estos recursos es como la comunidad puede cultivar todo lo que necesita para alcanzar una sostenibilidad dietética. El contenido mineral y nutricional de la tierra es diferente en todas las partes del mundo. Dependiendo de la localización de la comunidad, esto puede hacer que las plantas crezcan con más facilidad o dificultad. No es difícil reconocer que hacer crecer las plantas en un desierto o en la arena de la playa sería tremendamente dificultoso. Esto tampoco significa que la tierra tenga que necesariamente ser negro intenso, el cual generalmente asociamos como nutritivamente rico, pero el componente nutricional de la tierra tiene que ser tenida en cuenta y medida antes de elegir la localización comunitaria. El Proyecto TriStar ha determinado que el contenido nutritivo de la tierra en la localización remota de la comunidad es muy adecuada para la sostenibilidad en el largo plazo.

Aparte del aire, el agua fresca puede ser el recurso más importante de la vida humana, especialmente considerando que forma parte del 95% del cuerpo humano. En el mundo actual, el agua fresca y limpia se está convirtiendo ampliamente en un recurso escaso. En muchos países, las fuentes de suministro del agua fresca se han contaminado debido a una combinación de contaminación industrial según formas de lluvia ácida, filtración subterránea, o drenaje directo; del mismo modo que el sobreconsumo, el tratamiento, el reciclado y los vertidos. El uso del agua contaminada para hacer crecer los cultivos puede implicar comprometer las defensas de las plantas respecto de las enfermedades y otras enfermedades biológicas. Los recursos acuíferos del Proyecto TriStar son de elevada calidad y en una cantidad que soporta la sostenibilidad en el largo plazo.

La recogida del agua de la lluvia es también un modo efectivo para reducir la dependencia de los principales suministros de agua de la comunidad. La recogida del agua de la lluvia captura las precipitaciones y acumula esta agua en tanques de almacenamiento que pueden ser empleadas para usos diversos tales como lavar ropa, jardinería, y los servicios.

 

Semillas:

En la producción vegetal, la calidad de las semillas determina el valor nutritivo y los riesgos que están asociados con el consumo de la susodicha vegetación. El Proyecto TriStar comprende la importancia de emplear exclusivamente semillas autóctonas en la producción de todas las plantas de consumo.

Hasta el momento, todos hemos escuchado el término OMG (organismos modificados genéticamente) vinculadas a la producción global tanto de animales y plantas producidas para el consumo humano. Este uso de semillas OMG ha crecido exponencialmente durante años recientes como resultado de un incremento vertiginoso de la población humana; las exigencias más elevadas respecto del cultivo de las plantas ha tenido recientemente que adecuarse a las demandas humanas, de ganado, y de la industria; al incremento en las enfermedades de plantas y animales, epidemias, y destrucción por proliferación de insectos; y un espectro amplio de impactos climáticos y ambientales.

Desafortunadamente el desperdicio que ha sucedido respecto de los recursos naturales y de la vegetación convierte el uso de las OMG virtualmente en una exigencia. Aparte de los impactos asociados que la alimentación OMG tiene en la salud humana, una de los efectos secundarios más trágicos y desafortunados de emplear las semillas OMG es que las semillas procedentes de las plantas que se cultivan generalmente se tornan en estériles y se hacen incapaces para hacer crecer la nueva generación de cultivos. El uso de las semillas OMG requiere el almacenamiento o la compra de nuevas partidas de semillas por cada cultivo que es plantado.

Para el Proyecto TriStar la elección es emplear exclusivamente semillas autóctonas ya que son lo más natural y armónico respecto de los objetivos y el estilo de vida de la comunidad. De este modo, la comunidad ha creado un depósito de semillas autóctonas que contiene un surtido extenso y amplio de reservas de semillas.

 

Iluminación:

Todos sabemos que la luz es esencial para las plantas para crecer según un cultivo óptimo. En la comunidad subterránea del Proyecto TriStar, la iluminación adquiere una gran importancia.

A pesar de que la producción de alimentos supraterránea continuará en la medida de que sea viable, la comunidad se ha comprometido para alcanzar una sostenbilidad 100% en el emplazamiento subterráneo.

Como todo aquello que es esencial para la vida y el bienestar de una comunidad, es importante que haya un sobredimensionamiento cuando se trata de suministrar luz para la producción de alimentos y respecto de la habilidad para operar en un entorno subterráneo en general. Esto significa que habrá una fuente primaria de iluminación con otras fuentes de iluminación disponibles como resguardo si la fuente principal no es viable.

 

La comunidad del Proyecto TriStar tiene muchas opciones a considerar para la iluminación de la instalación subterránea, las cuales incluyen: tubería solar que dirige la luz del sol desde la superficie hasta el dominio subterráneo, colectores solares con cables de fibra óptica, electricidad estándar, e iluminación LED de bajo voltaje. Del mismo modo que cualquier sistema comunitario o sistema que funciona con energía eléctrica, el Proyecto TriStar mantiene la capacidad para generar esta electricidad a través de fuerza mecánica humana en la forma de bicicletas, máquinas de remo, y cintas rodantes.

Las tuberías solares proveen una forma novedosa de capturar la luz solar natural y reflejarla hacia el interior de un tubo para ser canalizada hacia las áreas más oscuras. Estas unidades son montadas en aquellas superficies donde haya una línea visible hacia el sol, y pueden ser empleadas para proveer una fuente difusa de luz ambiental sin restricciones hacia los cuartos oscuros en cualquier planta, incluyendo los sótanos.

El Comité de Producción de Alimentos trabaja estrechamente con el Comité Energético para determinar las necesidades de iluminación para la producción de alimentos, las opciones de suministro, el sobredimensionamiento y las opciones de resguardo.

 

>Diversidad de plantas:

La diversidad de la producción de plantas se considera esencial para asegurar la sostenibilidad en el largo plazo de la comunidad del Proyecto TriStar. De hecho, debe ser una consideración esencial para cualquier comunidad.

Alguna de las consideraciones a la hora de elegir especies de plantas y semillas para la producción de alimentos incluyen: volumen de cultivos, poder nutritivo, riesgos de enfermedades, sostenibilidad, palatabilidad y sabor. Es sólo a través de una consideración cuidadosa de todos estos factores que cualquier comunidad puede esperar proporcionar tanto el volumen como las necesidades nutricionales de la comunidad.

Teniendo en cuenta que la sostenibilidad es la meta última, es importante hacer crecer aquellas plantas que son capaces de sobrevivir en aquellos entornos escogidos por la localización comunitaria. Dependiendo de en qué medida el entorno de cultivos es lo suficientemente manejable determinará en última instancia la importancia de escoger las plantas apropiadas o autóctonas. En el caso de la producción de alimentos al aire libre, las plantas se escogen en función del contenido de tierra, las temporadas de crecimiento, y la climatología. Para la producción de alimentos subterránea se escogen las plantas en función de los requerimientos de iluminación y la facilidad para la polinización.

En ambas áreas de producción, el Proyecto TriStar ha escogido plantas que permiten un equilibrio entre alto nivel nutritivo, crecimiento en el espacio mínimo, y consumiendo la mínima cantidad de recursos.

Uno de los objetivos del estilo de vida de la comunidad del Proyecto TriStar, es vivir en armonía con las leyes naturales y universales. De este modo, es importante que el cuerpo humano esté en armonía consigo mismo, esto significa también que la producción de alimentos esté en armonía con el consumo y la naturaleza. En última instancia esto puede implicar una combinación de cosas que incluyan la nutrición y la palatabilidad.

El Proyecto TriStar comprende los retos de una dieta crudivegana y especialmente cuando se realiza la transición desde una dieta de alimentos cocinados y de origen animal. El Proyecto TriStar también cree que las personas se sienten y rinden mejor cuando comen alimentos altamente nutritivos y al mismo tiempo que saben bien. De este modo, la selección de los cultivos está también basada en la palatabilidad de las plantas una vez están preparadas para el consumo comunitario. Todo el mundo sabe que hay alimentos que son mucho más palatales que otros y que incluso el mejor chef puede no ser capaz de cambiar eso.

Por razones obvias, la comunidad del Proyecto TriStar, tiene un acceso extensivo a miembros que tienen experiencia en la creación de comidas crudiveganas y recetas. El Comité de Servicios Alimentarios recurre a esta experiencia amplia para asegurar que la producción de las plantas esté en armonía con la habilidad de crear comidas nutritivas y sabrosas para el consumo de la comunidad.

Otra consideración respecto de la diversidad es asegurar que la dieta crudivegana incluya la suficiente grasa y proteínas. Para proporcionar estos requerimientos nutricionales, la comunidad del Proyecto TriStar ha incluido la producción de nueces y algas (también conocido como Spirulina).

 

Métodos de cultivo:

El Proyecto TriStar mantendrá las operaciones de cultivo al aire libre en la medida de que tales operaciones sean viables empleando primordialmente tierra convencional y crecimiento a base de agua con algunos cultivos hidropónicos. Las operaciones subterráneas requieren más consideración, específicamente relativo al espacio, a los recursos, y al hecho de estar confinado en un ambiente cerrado.

 

 

En cualquier caso todos los métodos de producción de alimentos están siendo diseñados para ser sostenibles y eco-respetuosos y una variedad de técnicas pueden incluir: cultivos por grupos, labranza biodinámica, labranza orgánica y permacultura.

 

La producción de alimentos subterránea implica técnicas que están adaptadas a las necesidades ambientales específicas para las plantas que se cultivan. Una parte del diseño arquitectónico de la comunidad implica la creación de diferentes entornos de cultivos en el interior del área de producción de alimentos. Algunos entornos tienen una altura de una planta (2,4 aprox) mientras que otras superficies tienen dos alturas (4,8 metros). El área de altura de una planta está reservada a las operaciones de preproducción tales como son la germinación, el crecimiento de arbustos, frutales o vegetales que sean básicamente raíces o de tipo frondoso. El área de dos alturas provee un estilo ambiental de plantación para hacer crecer árboles y arbustos más grandes.

Este diseño provee la mayor flexibilidad en las operaciones de producción de alimentos y también permite hábitats individuales que pueden ser mezclados y ajustados con la vegetación si es necesario. Este tipo de distribución de la producción permite también una separación de las plantas entre sí y también en su interior, lo que puede ayudar a aislar infestaciones potenciales que pueden ocurrir.

Los hidropónicos y aquapónicos se consideran asimismo para su posible uso en la producción al aire libre y subterránea. La ventaja de los hidropónicos es su exigencia de oligoelementos minerales. Esto es generalmente alcanzado a través del empleo de suplementos minerales preempaquetados o el empleo de tanques de peces para remineralizar el agua.

Para el Proyecto TriStar, la crianza de peces es exactamente igual que la crianza de cualquier otro tipo de ganado y no es una operación predilecta en el interior de la comunidad. Además, la opción de comprar minerales para ser disueltos en las fuentes de agua tampoco es una opción para una comunidad autosostenible, sin embargo, el Comité de Servicios Alimentarios está examinando todas las opciones para fabricar los suplementos nutricionales en el interior de la comunidad.

En última instancia, alguna forma de hidropónicos es imprescindible para la producción del suplemento nutricional y proteico denominado Spirulina (algas azul-verdes). El Proyecto TriStar pretende producir grandes cantidades de Spirulina, tanto en las operaciones al aire libre, como las subterráneas.

Una de las claves para hacer crecer grandes cantidades de vegetación en un área confinada es el empleo apropiado del espacio. Para alcanzar este objetivo, el Proyecto TriStar está empleando una variedad de técnicas de labranza vertical. La labranza vertical ayuda a reducir los desperdicios en cada nivel, pero también proporciona muchas opciones de crecimiento que pueden ser más eficientes que el concepto convencional de plantar directamente en el suelo. A través de la aplicación apropiada de tierra, agua, e iluminación, la labranza vertical puede ser incluso más efectiva respecto del uso del espacio y del rendimiento productivo.

 

Otras problemáticas relacionadas con la producción de alimentos en el emplazamiento subterráneo del Proyecto TriStar incluyen: control de la humedad, control de mohos e insectos, polinización, y métodos de deshidratación en el largo plazo. El Comité de Servicios Alimentarios está trabajando para proveer soluciones adecuadas a estas y muchas otras cuestiones relativas. Esto incluye el empleo de cultivos por grupos como un repelente natural de los insectos y métodos libres de productos químicos para tratar el moho y otros parásitos, además de las unidades de deshidratación a través del sol.

 

 

Una mayoría de la producción de las plantas está diseñado para ser comida en la forma más fresca y nutritiva, lo cual significa generalmente que el producto va directamente desde el jardín a la cocina. Algunos productos son también deshidratados para el empleo como panes y para el almacenamiento.

El Proyecto TriStar comprende la importancia de las operaciones de producción de alimentos para la vida y la sostenibilidad de la comunidad entera, de este modo, una serie de planes de contingencia y de reserva están en marcha para remediar cualquier situación que pueda amenazar el suministro de alimentos. Esto incluye la separación y el aislamiento de ciertas especies de plantas respecto de las demás, del mismo modo que la habilidad para reemplazar una especie de planta que se infecta o que no prospera debido a cualquier motivo. Esto puede incluir el reemplazo de la especie de planta en cuestión que ha fallado por una especie totalmente diferente o cambiando las técnicas de crecimiento para acomodar cualquier consideración ambiental. En otras palabras, si cualquiera de los métodos de producción de alimentos experimenta complicaciones, es importante ser capaces de convertir tales métodos en otros más viables.

 

Abonado:

El concepto de remineralizar la tierra o el agua con el objetivo de mantener o potenciar la producción de alimentos no es un concepto nuevo y hay una serie de métodos comunes para conseguirlo. Desde luego, uno de los principales beneficios de mantener el ganado en una comunidad es su continua generación de fertilizante rico en nutrientes. Otra opción consiste en la que se aplica en el interior de la comunidad del Proyecto TriStar, es decir, el empleo del compost.

El compostaje es un proceso muy simple que torna los materiales orgánicos innecesarios y no utilizados en las tierras y suplementos de elevado poder nutritivo. Lo mejor acerca de la creación del compost es que realmente no exige de ningún esfuerzo, salvo el tiempo.

Teniendo en cuenta el número extenso de miembros y la dieta crudvegana exclusiva, la comunidad del Proyecto TriStar genera mucho material orgánico para el compostaje. Esto significa que las operaciones de compostaje poseen una dimensión mucho mayor de lo que la gente tiende a percibir.

Teniendo en cuenta que las operaciones a nivel de tierra están al aire libre, no existe en ellas una especial consideración hacia las operaciones de compostaje, sin embargo, para el emplazamiento subterráneo, estas consideraciones incluyen el olor y el potencial de atraer roedores y pestes. Debido a estas razones un área especial ha sido asignada directamente en el exterior de la estructura subterránea, pero permanece todavía accesible desde el área de producción de alimentos.


button click for other websites

Resumen de la Comunidad

Tipo: Sostenible
Principios Conscientes: Espiritual
Inicio Obra: Comienzos 2011
Final Obra: Finales 2011
Abierto a Nuevos Miembros:
Solicitud Requerida:
Límites de Población: No
Límites de Edad: No
Niños sin Adultos:
Decisiones Comunitarias: Comités
Núcleo Directivo: 100 a 200
Reglas de Gobierno:
Req. de Tipo Financiero: Voluntario
Contribución Laboral: Mutua
Capacitaciones Exigibles: No
Cuartos: Compartidos
Mascotas Personales: No
Ganado: No
Producción Alimentaria: Cultivos
Dieta: Crudivegana
Comedor: Estilo Cafetería
Estupefacientes Prohibidos:
Medicamentos con Receta: No
Armas Permitidas: No
Estilo Educativo: Waldorf/Steiner
Economía: Consumo Compasivo

If you have problems viewing content or videos on this website, please refer to the following links for any necessary upgrades to your computer software.

Go to top